18 junio 2006

BUSCANDO MI QUESO


En mi incesante búsqueda del libro que me convirtiera en una persona optimista, creo haber encontrado lo que andaba buscando: "¿QUIEN SE HA LLEVADO MI QUESO?".

Hacía ya bastante tiempo que había oído hablar de este curioso librillo (tiene sólo 100 páginas), pero nunca le presté la mayor atención pues tenía entendido que era un libro para empresarios, en plan, "¿cómo sacar más partido a tu negocio?", y aunque seguro que tiene ese cometido , también es un mágnifico libro de autoayuda.

El libro recoge una sencilla fábula en la que dos ratoncitos y dos liliputienses vivían en un laberinto. Para vivir y ser felices necesitaban queso, por eso diariamente emprendían su búsqueda, hasta que un día encontraron un depósito lleno. Durante un tiempo fueron muy dichosos, pero de pronto el queso desapareció. La clave del relato está en cómo cada personaje se enfrenta a la nueva situación.

Realmente es un libro muy bueno. Es sencillo pero conciso y además aplicable a cualquier ámbito de tu vida, ya que para cada persona y para cada momento, el "queso", esa meta que pretendemos alcanzar, es algo distinto. En esas 100 páginas el autor te ayuda de una manera sorprendente a cómo adaptarnos a un mundo en constante cambio.

A mí personalemente me está ayudando mucho, así que os animo a que lo leaís, no os defraudará.

¿QUIEN SE HA LLEVADO MI QUESO? Spencer Johnson. Ed. Empresa activa.

Para acabar reproduzco una cita que aparece en el libro, de la que creo que todos podemos aprender:

La vida no es ningún pasillo recto y fácil
que recorremos libres y sin obstáculos,
sino un laberinto de pasadizos,
en el que tenemos que buscar nuestro camino,perdidos y confusos, detenidos,
de vez en cuando, por un callejón sin salida.
Pero s¡ tenemos fe, siempre se abre
una puerta ante nosotros;
quizá no sea la que imaginamos,
pero sí será, finalmente,
la que demuestre ser buena para nosotros.
A.J.CRONIN

2 comentarios:

Irene dijo...

No sé si será un libro para empresarios o no, pero es cierto que a nosotros nos lo recomendaban mucho en la carrera. A mi me lo regalaron. Y la verdad, ahí está. Nunca me ha dado por leerlo. No me llama. Sencillamente, porque a mi los cambios no me van. Y un libro que lo que pretende es que me adapte a los cambios... Vamos, con lo que me "gusta" a mi tener que adaptarme a los cambios...

En fin, que supongo que podría servirme, claro. Pero que no ando yo por la labor de leérmelo, vamos. Y nada, ¡a buscar tu queso antes de que se lo lleven los ratones! :D. Si en el fondo, no tienes mucho que buscar... estoy segura de que sabes dónde y cómo encontrarlo... ;P. Sólo necesitas darte cuenta por ti misma. Un besote fuerte y mucho ánimo con tu búsqueda.

Killing Loneliness dijo...

Ayer por la noche, hablando con Irene mientras me saltaba a la torera mi dieta enguyendo un menu Big King, surgio lo del libro...

Soy una persona a la ke le aterran los kambios,no me gustan un pelo, y los pokos ke acepto es pk ya tengo pre-visualizada una idea en mi mente de komo va a resultar todo...

si mi mente no puede "pre-visualizar", entonces si ke no soporto ese cambio.

Asi ke,encuanto akabe de leer un par de libros, empezaré el de Buscando mi queso, a ver que tal.