27 abril 2006

UN BAJÓN

Es la una de la madrugada y acabo de llegar de viaje, de un larguísimo viaje que me ha llevado a recorrer España de una punta a otra en apenas 3 semanas. Estoy realmente cansada y los ojos se me van cerrando conforme tecleo estas líneas, pero siento la necesidad de escribir y por eso intento mantenerme todo lo despierta que puedo.

Mañana me arrepentiré de lo que estoy escribiendo, estoy segura, pero hoy necesito sacar todo lo que llevo dentro.

Estoy agotaba, mental y físicamente. No puedo más, en serio, no puedo más. Los que me lo oyen decir no me toman en serio, pero es cierto, no puedo más. Sé que más que nunca ahora tengo que ser fuerte, por mis padres, en pleno proceso de separación, por Alberto, que ha decicido repetir el MIR, por mi trabajo, el día 23 empiezo... No es momento para venirse abajo, pero es que no encuentro fuerzas para seguir adelante.

Supongo que el ajetreo de éstas últimas semanas ha acabado con la poca energía que me quedaba después del MIR y supongo también que todo ha coincidido con un bache anímico ( yo y mi ciclotimia); lo malo es que no sé cómo salir adelante. No sé a quién acudir, bastantes problemas tienen los que me rodean como para añadirles mis gilipolleces. Me siento sola en medio de tanta gente, muy sola...y no sé cómo salir.

9 comentarios:

toxcatl dijo...

Primero un poquito de animo; despues de la tormenta siempre viene la calma, siempre.

En cualquier caso, te recomiendo que lo digas, al menos sabran qeu te pasa.
De todas formas el trabajo será una muy buena via de escape, ya lo verás, si es lo suficientemente absorvente (el mio lo es) no pensaras mas que en el trabajo.-

ALBUERITA dijo...

Gracias por los ánimos toxcatl :)

Irene dijo...

Vaya, has cambiado esto. Te ha quedado muy bien, me gusta. Es más sobrio sí, pero a mi no me desagrada.

Le doy la razón a Toxcatl en lo de que después de la tormenta siempre viene la calma (tú misma dices que tienes días). Pero lo de usar el trabajo como vía de escape no sé yo si es muy buena idea... Te lo digo yo, que he acabado centrándome tanto en el trabajo que de alguna manera he asumido los "problemas" de la empresa en la que trabajo como míos propios y no me está haciendo ningún bien precisamente. De manera que me cuesta la misma vida desconectar y hasta cuando estoy en casa es como si siguiese allí.

Vamos que no, que te busques una vía de escape que no sea el trabajo. Y si encuentras una recomendable me lo dices, que yo estoy deseando de encontrar una diferente ;P.

linfocito_feliz dijo...

Pero bueno mi niña, qué es eso de que no sabes a quién recurrir? ¿Para qué estamos las amigas? No digas ni en broma que no puedes recurrir a nadie, ok? Y sabes que te lo digo en serio!!!!!!!

Irene dijo...

Aquí estoy de nuevo, y es que alguien ha dicho muy bien por ahí que "los cambios siempre dan miedo pero a la larga uno se da cuenta de que merecían la pena". Así que tranqui. Porque ahora tal vez se presenten grandes cambios en tu vida (empiezas a trabajar, etc) pero todo irá bien, ya verás :)

Y para cuando te sientas sóla recuerda que: "tus lectores seguiremos a pie de cañón" para lo que necesites ;P

Un beso fuerte y arribaaaaaaaa

ALBUERITA dijo...

Irene: Antes de nada decirte que fue un placer conocerte. Te imaginaba distinta, no sé por qué , pero la sorpresa fue para bien. Algún día de estos le pediré a Alberto tu mail y así podremos contarnos nuestras penas y alegrías de un modo más íntimo :)
Gracias por los ánimos;ya estoy algo mejor, desahogarse siempre viene bien y ver que aunque sea en la distancia tienes gente que te apoya te hace enfrentarte a los problemas de forma distinta. Gracias por todo.

Linfocito-feliz: No sabía que supieras de la existencia de este pedacito de mí.Pero ya veo que sí y que como siempre ahí estás para lo que se tercie :) Ya sabes que tengo el mismo defecto de fábrica que Ion (se llamaba así, no?)Los malos tragos nos los bebemos sólos y únicamente cuando vamos saliendo a flote nos atrevemos a contarlo. Es por eso por lo que no te dije nada, pero saber que a pesar de la distancia mi "lesbi" preferida no me olvida me llena de alegría (¡qué cursi!) Gracias por todo guapa!

Alberto Alvarez-Perea dijo...

Aguacate

Alberto Alvarez-Perea dijo...

Y ahora tuerzo la cabeza y arrugo la nariz y entre risas profiero: Aguacate.

Lorei dijo...

Supongo que es normal sentir un poco de bajón despues de lo que hemos pasado pero para estos casos estamos las amigas, por cierto, acabo de descubrir tu blog y está muy bien.