30 marzo 2006

CUAL PENÉLOPE...





Desde que regresé de mis "vacaciones" no he escrito demasiado , y salvo en contadas ocasiones me he limitado a reproducir fragmentos de canciones , libros, etc. La culpa la tiene una pequeña "obra de arte" que estoy llevando a cabo, y uso las comillas porque entre lo chapucera que soy y lo harta que me tiene me está saliendo una auténtica "caquilla". Pero es lo que tiene ser hija de una profesora de Labores, que a la primera de cambio te engatusa para que demuestres "tus habilidades".

Superado el punto de cruz y el punto, el de toda la vida, porque no sé si tiene nombre (este invierno me harté a hacer bufandas, bueno sólo hice 2 pero lo suyo me llevaron) me ha hecho retomar los bolillos. La verdad es que son mucho más fáciles de lo que parecen; todo se reduce a "giro y cruz, giro y cruz" y a interpretar el picado. Ya sé que suena a coña, pero es cierto,en cuanto dominas los giros y las cruces y la plantilla empieza a hablarte (y doy fe que lo hace) sólo es cuestión de hechar horas.

El conflicto viene cuando se te hecha el tiempo encima, como es mi caso, que debería acabar la puntilla antes de Semana Santa y por lo que echo diariamente unas 5 horas delante del puñetero mundillo. Lo peor de todo es que como intento ir deprisa ( sumado a que de vez en cuando mi atención está más interesada en la caja tonta que en la almohadilla), me equivoco mucho más de lo que me gustaría y me paso todo el día cual Penélope, haciendo y deshaciendo lo "tejido"; una auténtica Odisea.

En fin confío en que valga la pena el esfuerzo.


5 comentarios:

Irene dijo...

Jajaja, muy bien, muy bien. Aprendiendo a hacer cositas. Hacer punto y costura nunca está demás. Es más, es muy útil. Y reconozco que no tengo la más remota idea de nada. El día de mañana no voy a saber ni cogerme un dobladillo, cambiar una cremallera cuando se rompa,...(coser un botón creo que sí...). En fin, habrá que ponerse.

Así que nada, como me ha dicho un pajarito que te vienes para Semana Santa, te traes lo que estés haciendo y me enseñas :D. Porque, a todo esto, espero verte el pelo jeje. Que me hace mucha ilusión verte en persona :). Besitos.

ALBUERITA dijo...

Yo también tengo muchas ganas de conocerte en carne y hueso, así que confío en que nos veamos prontito :)

Alberto Alvarez-Perea dijo...

Pues nada, Penélope, espero que la liga salga tan bien como las bufandas...

Irene dijo...

Jeje, pues nada, así será :D. Por cierto, me acabo de dar cuenta al volver a leer esto que el "de más" que puse antes se me unió jajajaja. A la hora que era tenía ya los ojos pegados jajajaja. Un besito.

Irene dijo...

Bueno, como no alcancé a despedirme de ti, sólo quería decirte (antes de que te de por cerrar de nuevo los comentarios ;P) que me ha encantado conocerte. Eres mu maja :). Así que espero verte pronto por aquí de nuevo ;P.

Y nada, que no cierres el blog, mujer. Que, aunque no te lo termines de creer, tu blog está muy bien. Y, aunque escribas de Pascuas a Ramos, los que te seguimos estaremos encantados de leer lo que sea cuando sea. Un beso fuerte.