18 noviembre 2005

LA MENTIRA DE LOS CUENTOS DE HADAS


roy lichtenstein

Prácticamente desde que nacemos nos bombardean con esos dichosos cuentos de hadas, donde un apuesto príncipe llega y rescata a su adorada princesa de las garras del enemigo de turno. Tanto es así que crecemos con la idea de que antes o después ese valeroso caballero aparecerá en nuestras vidas. Desgraciadamente es mentira e insisto por si alguna alma cándadida aún cree en él : ¡ES MENTIRA!

Cada vez que conocemos a alguien interesante creemos haberle encontrado; si es muy guapo, su belleza nos lo indica; si es feo, no importa , lo que importa es la personalidad y él tiene la de nuestro soñado principito; y si es feo y gilipollas, ¡tampoco importa!, nuestro caballero andante está dentro de ese tipejo y seguro que conseguiremos sacarlo a la luz... ¡Pero qué ingenuas que somos! El prícipe azul no existe ( y menos mal, porque en pitufo de metro ochenta daría mucha grima). Al principio toooodoooos son encantadores, pero antes o después el mito cae por su propio peso, unos caen más que otros pero al final todos caen, y lo peor de todo es que la que se lleva el gran batacazo es una misma. ¡Qué daño nos han hecho esos cuentos infantiles! Es posible que sea duro mostrar a un/a niño/a la crudeza del mundo en que vivimos y hasta es probable que sea beneficioso para ellos mostrarles una versión edulcorada de la vida, pero una cosa es eso y otra cosa es pasarse con el azúcar.
¿Por qué tienen siempre los prícipes de los cuentos un aspecto tan fabuloso si la mayoría de los tíos de hoy día tienen barriga y están calvos antes de los 30?
¿Por qué son los príncipes de los cuentos tan encantadores, tiernos y detallistas , si luego casi todos van a lo que van?
¿Por qué los príncipes de los cuentos sólo tienen ojos para sus princesas , si luego una se convierte en un elemento más de su rutina diaria?
¿Por qué con los príncipes de los cuentos las princesas acaban su vida siendo felices y comiendo perdices , si en la vida real al final lo que una termina por comerse son "marrones" y más "marrones"?
Honestamente me parece una crueldad llenar las cabezas de las pequeñajas de bonitas historias de amor , con príncipe azul y final feliz incluidos. Son sueños inalcanzables que lo único que consiguen es transformar nuestras vidas en la búsqueda incesante de un destino mejor, de un puñetero cuento de hadas.

4 comentarios:

Alberto Alvarez-Perea dijo...

Supongo que ese mismo razonamiento sería aplicable al contrario. A los hombres le invitan a buscar mujeres fabulosas en todos los sentidos, y luego sólo un puñado de nosotros tenemos la suerte de encontrarlas así, y es no es justo para el resto de los hombres, ¿no?

ALBUERITA dijo...

Sí, claro, yo sólo he dado mi punto de vista , pero seguro que a los tíos os pasa lo mismo; es algo cruel para ambos sexos.
En cuanto a lo que das a entender de que tú sí has encontrado a tu "mujer fabulosa" pérmiteme que lo dude;antes o después el mito también caerá.

Javier Muñoz dijo...

Aunque ayer los pelmazos del Beers&Blogs no te dejamos casi hablar, hoy sí he tenido la oportunidad de ver tu blog, que me ha sorprendido por el tono personal y original que le das.
Solo una sugerencia: si activas el "feed" de blogger tendremos la posibilidad de seguir y leer tus anotaciones desde los agregadores de blogs.
Puedes ver cómo hacerlo en:
http://help.blogger.com/bin/answer.py?answer=698&query=atom&topic=0&type=f
¡Un saludo y ánimo con el blog!

Irene dijo...

Hombre, visto así, sí que es cierto que han hecho mucho daño los cuentos de hadas :D, pero...¡y lo bonitos que son!. ¿No podrían ser las cosas como en los cuentos? (aunque luego una acabase aborreciendo las perdices jeje).

Y en cuanto a lo que dice Alberto de que a los hombres también les afecta, no digo que no sea así, pero a mi me da que a nosotras nos afecta en mayor medida. No sé, creo que las niñas para eso somos más romanticonas y más cursis, y todas estas historias de principes y princesas nos encantan en el fondo.

Definitivo, me gusta tu blog. Llevo leyéndolo gran parte de la tarde. Así que déjate de si eres novata y demás, que está muy bien.