24 noviembre 2005

MI PRIMER BEERS & BLOGS

beers_blogs_madrid

Ayer acudí a mi primer Beers and blogs y fue una exeperiencia ,cuanto menos, curiosa. Alberto llevaba un tiempo insistiendo para que fuera : "si ya eres una blogger" me decía, pero creo que inconscientemente seguía pensando que la mayoría de los asiduos a internet eran gente "rarita". Afortunadamente la reunión de anoche me demostró que estaba muy muy equivocada. El caso es que estábamos estudiando en la biblioteca de Conde Duque; habían quedado en un bar que estaba al lado así que cuando dieron las ocho , Alberto se fue, no sin antes invitarme a que me pasara a saludar cuando acabase la jornada de estudio. Exactamente no sé muy bien por qué me decidí a ir ( demasiado estudio anula a la razón, ¡para que luego digan que estudiar es bueno!) pero a eso de las nueve menos cuarto le escribí un sms diciéndole que iba para allá. Así que recogí mi montaña de libros y de apuntes y antes de encaminarme hacia el bar , pasé a "retocarme" al aseo; ya que daba por hecho que mi conversación brillaría por su ausencia por lo menos debía causar una buena impresión. Hice lo que pude, pero ocho horas metida en una biblioteca además de nublar la razón , la vista y cualquier otro sentido, acentúan todos esos pequeños defectos que el maquillaje no puede ocultar. Aun así no cambié de idea y como una valiente fui al tan temido encuentro. Desde la biblioteca al "Brasileirinho" , que era el bar elegido, la distancia es mínima; no sabría decir a cuantos metros está, ya que como toda buena mujer me han acostrumado a sobreestimar las medidas, pero estaba muy cerquita; no creo que tardase más de 5 minutos , pero hay que ver lo que dan de sí 5 minutos. Me quise dar la vuelta cien veces, me repetí unas 500 que qué narices estaba haciendo y otras tantas pensé que a Alberto le haría ilusión, así que al final no desistí. Antes de nada quisiera aclarar una cosa , porque parece que tenía pánico a ir, y es cierto, pero no sólo por si la gente era extraña, sino porque aun me faltan muchos recursos para manejarme entre gente desconocida. Soy extremadamente tímida y cuando estoy con más de dos personas me "aturullo", me pongo nerviosísima , mis palabras se hacen incoherentes y finalmente opto por callarme, sonreir y asentir; por eso me daba tanto miedo ir al "Beers and blogs". Aclarado ese punto sigo. Entré en el bar y sólo había una mesita con gente. Me quedé paralizada, no veía a Alberto y ni siquiera le oía, cosa rara. Me acerqué un poco más, ya que la mitad de la mesa se encontraba debajo de una escalera y no veía a todel mundo. De pronto le vi, pero su cara de asombro y su :"¿tú que haces aquí?", eso sí de forma muy cariñosa, me hicieron ver que no había leído mi mensaje . "¡Tierra trágame!"pensé, pero como suele pasar en estos casos la tierra no te hace ni puñetero caso, así que ahí seguí, paralizada y con mi cabeza trabajando al 500% buscando algo que decir; supongo que sería cosa de segundos pero a mi me pareció una eternidad. Al final , lo más elocuente que pude decir fue: "soy su novia..." ¡Bien por Albuerita! ¡Eso es don de gentes! En fin... Todos se levantaron , se presentaron y me ofrecieron asiento; me senté y opté por mi táctica habitual: callarme, sonreir y asentir. En seguida siguieron con la conversación y yo no hacía más que repetirme : "Tranquila , no pasa nada, tú sonríe y dentro de media hora te vas" ( yo siempre tan positiva). Durante un rato empezaron a hablar de cosa extrañísimas, por lo menos para mí, una analfabeta de internet, pero Cristina ( la única chica que había , y de la única que recuerdo el nombre) pronto me dio conversación y poco a poco empecé a sentirme mejor; cuando trajeron la comida ( muy rica por cierto) fue aun mejor, no se puede comer y hablar a la vez, así que yo encantada. Luego la conversación fue haciéndose más asequible y hasta en algún momento intervine, no sé si con mucha coherencia, perp una hizo lo que pudo. A eso de las diez y media pasadas , y después de haber estado un buen rato sin obsesionarme con la idea de "tengo que salir de aquí como sea" decidí irme; no había avisado en casa y por las insistentes llamadas de mi madre al móvil deduje que empezaban a impacientarse. Antes de marcharme hicieron la foto de rigor y justo después llegó uno de los momentos más críticos de la velada; de pronto todos se interesaron por el nombre de mi blog "¡Tierra tragame de una puñetera vez!" . Después de haber pasado hora y media escuchándoles hablar de sus blogs, todos serios y con una buena "clientela", ¿cómo les iba yo a dar la dirección de un blog con 300 visitantes y que parece llevado por una niña de 5 años? Me sentí una auténtica cría, me "aturullé" y me limité a sonreir y Alberto me sacó del aprieto. Después salimos del bar y yo pude respirar tranquila.
Como ya he dicho fue una experiencia curiosa en la que descubrí que los "internautas" y los bloggers no son gente extraña, sino más bien, gente interesante con muchas cosas que contar. Me alegro de haber ido y recomiendo a los demás que acudan al próximo encuentro; si yo "sobreviví" cualquiera puede.

4 comentarios:

FerN dijo...

Albuerita, fue un placer. Y más aún leer este post.
Los blogs son cada uno de su padre y de su madre, que eso es lo bueno, como las personas. El nexo de unión es mínimo, pero encontrar a gente desconocida y pasar un buen rato es algo maravilloso. Entiendo que la timidez puede restarle parte del placer a eso, pero no deja de ser una experiencia.

Me ha gustado mucho tu blog, y en absoluto creo que mi hija de 5 años, pudiera escribirlo tan bien.

Espero que repitas. De verdad.
Como llegué tarde, no me enteré de nada. Si hubiera sabido lo que sé ahora, te puedo asegurar que no hubiera permitido que la conversación versara continuamente sobre tanto blog, y habríamos buscado más temas generales (como de hecho pasó hacia el final de la velada, cuando salió el tema del Estatut).

Un saludo (yo soy Fernando Polo en la foto).

JuanLuis dijo...

Hola Albuerita, por el mismo precio ya tienes otro comentario de Polo, Juan Luis. En la foto, situado a tu izquierda.

Ya te tengo "bloglineada" (toma palabro) así que desde ahora te seguiré la pista. Lo de la timidez es curioso, aunque pueda parecer lo contrario yo también lo soy. Y alguien me recomendó que lo mejor era disimularlo: desde entonces no he parado de hablar...

Un placer haberte conocido, así como a Alberto y al resto. Y ahora a escribir ;-)

Martinez dijo...

Fue un placer que te unieras al club, y espero que se repita. Disculpas si contribuí en algún momento a hacer la conversación ininteligible (aunque dudo que fuera el peor, porque soy el que menos sabe de chispas, bits y esas cosas).

Por como has descrito la velada, y por lo que me confirma Fernando, dudo que tu blog parezca de niña de 5 años, pero no lo leeré hasta que no me des permiso.

Yo soy el que no sale en la foto

Alberto Alvarez-Perea dijo...

Probablemente la mejor crónica de una quedada que he leído. Chapeau :) Me alegro de que al final la cosa no fuera tan traumática. Te lo digo en serio, tu blog pinta muy bien. Soy el que sale el primero de la foto.