08 octubre 2006

¡QUEDA PROHIBIDO!

Esta mañana, mientras ponía orden en casa, que buena falta hacía, he escuchado en la radio un poema precioso, de esos que llegan muy muy adentro y te hacen reflexionar. Me parecía feo no compartir algo tan maravilloso con el resto del mundo, así que aquí lo teneís. Disfrutad de él y meditad...

¡QUEDA PROHIBIDO!

¿Qué es lo verdaderamente importante?,
busco en mi interior la respuesta,
y me es tan difícil de encontrar.

Falsas ideas invaden mi mente,
acostumbrada a enmascarar lo que no entiende,
aturdida en un mundo de irreales ilusiones,
donde la vanidad, el miedo, la riqueza,
la violencia, el odio, la indiferencia,
se convierten en adorados héroes,
¡no me extraña que exista tanta confusión,
tanta lejanía de todo, tanta desilusión!.

Me preguntas cómo se puede ser feliz,
cómo entre tanta mentira puede uno convivir,
cada cual es quien se tiene que responder,
aunque para mí, aquí, ahora y para siempre:

Queda prohibido llorar sin aprender,
levantarme un día sin saber qué hacer,
tener miedo a mis recuerdos,
sentirme sólo alguna vez.

Queda prohibido no sonreír a los problemas,
no luchar por lo que quiero,
abandonarlo todo por tener miedo,
no convertir en realidad mis sueños.

Queda prohibido no demostrarte mi amor,
hacer que pagues mis dudas y mi mal humor,
inventarme cosas que nunca ocurrieron,
recordarte sólo cuando no te tengo.

Queda prohibido dejar a mis amigos,
no intentar comprender lo que vivimos,
llamarles sólo cuando los necesito,
no ver que también nosotros somos distintos.

Queda prohibido no ser yo ante la gente,
fingir ante las personas que no me importan,
hacerme el gracioso con tal de que me recuerden,
olvidar a todos aquellos que me quieren.

Queda prohibido no hacer las cosas por mí mismo,
no creer en mi dios y hallar mi destino,
tener miedo a la vida y a sus castigos,
no vivir cada día como si fuera un último suspiro.

Queda prohibido echarte de menos sin alegrarme,
odiar los momentos que me hicieron quererte,
todo porque nuestros caminos han dejado de abrazarse,
olvidar nuestro pasado y pagarlo con nuestro presente.

Queda prohibido no intentar comprender a las personas,
pensar que sus vidas valen más que la mía,
no saber que cada uno tiene su camino y su dicha,
sentir que con su falta el mundo se termina.

Queda prohibido no crear mi historia,
dejar de dar las gracias a mi familia por mi vida,
no tener un momento para la gente que me necesita,
no comprender que lo que la vida nos da, también nos lo quita.


Alfredo Cuervo Barrero

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Es el poema más bonito que he leído ultimamente, me gustaría ponerlo en mi blog si me das permiso. Quiero leerlo todos los días, para recordar bien que me queda prohibido. Gracias

ALBUERITA dijo...

Por supuesto que tienes derecho a ponerlo em tu blog; sólo espero que a su autor no le importe que los dos lo hayamos publicado, pero creo que es tan hermoso que merece la pena que todo el mundo pueda leerlo y aprender lo que está prohibido.
Y ya de paso podías decirnos el nombre de tu blog, para disfrutarlo contigo; me ha picado la curiosisdad ;)

Irene dijo...

A mi el poema me ha recordado a un estribillo de un cuarteto del 98, se llamaban encadenados e imitaban a un programa de radio (hoy estoy de un carnavalesco que ni yo misma me lo creo...). Decía así:

Prohibido formar jaleo, las noches de cachondeo.
Prohibido echar una caña, en toda la plaza España.
Prohibido todo prohibido, prohibido en esta ciudad
¡Cádiz!, ¡Cuna de la libertad!

En fin, un besito (gracias por la visita ;) )

toxcatl dijo...

Me encanta este poema; pensaba que era una canción.-